Desinsectación

Muchas son las plagas de insectos que pueden hacernos buscar un servicio de desinsectación. Lo primordial es ponerse manos a la obra lo antes posible, desde el primer momento en el que se detecta cualquier tipo de insecto en cantidad variable, pero de una forma continua y persistente.

Muchas veces, echar un insecticida doméstico, comprado en cualquier supermercado, no basta, y los insectos siguen reproduciéndose. En ese momento, es necesario llamar a un profesional.

Cucarachas, chinches, pulgas, hormigas, garrapatas, termitas… Cualquier recinto puede verse afectado por una de estas plagas, que aprovechan conductos de aire, tuberías, alfombras o mascotas para esconderse del ser humano y reproducirse. 

Con el proceso de desinsectación se busca eliminar de raíz y por completo cualquiera de los insectos que haya decidido apoderarse del lugar y reproducirse sin control. Para ello, se utilizan diferentes métodos, tanto manuales, a través de trampas, como químicos, mediante tratamientos insecticidas. 

Dependiendo del procedimiento y de los productos empleados, es probable que no puedas acceder a las dependencias tratadas hasta unas cuantas horas después de haber realizado el tratamiento de desinsectación. 

Si requiere de nuestro servicio, no dude en contactarnos llamando al 41 256 0130, con gusto le atenderemos.